¿Estudias y trabajas?

Aprovecha la oportunidad que te brindan los Permisos Individuales de Formación (PIF).

Ahora trabajar no será una excusa para ampliar tu formación.

Podrás compatibilizar tu trabajo con los estudios que más te interesan sin ningún perjuicio, ni para ti, ni para tu empresa.

Beneficios para los trabajadores
Ventajas para ti
Dispones de hasta 200 horas al año para ausentarte en el trabajo y acudir a las clases que más te interesan
Cobrarás tu nómina a final de mes como si hubieras trabajado todo el tiempo
No tienes que compensar esas horas de ausencia
Beneficios para la empresa
Ventajas para tu empresa
No hay perjuicio económico, ya que le devuelven el importe de tu Salario y la Seguridad Social de todas las horas que te ausentas de tu jornada laboral
Con el reintegro obtenido, la empresa podría contratar a otra persona para sustituirte cuando acudas a clase
Mejora tu cualificación y aumenta tu fidelidad hacia la empresa